Nuestra Historia

A principios del siglo XX nuestro bisabuelo Ramiro Ocaña, mediante su vivero, suministró cepas para reponer por toda la comarca los viñedos que fueron arrasados por la plaga de la Filoxera. Gracias a su profundo conocimiento de la tierra esos mismos viñedos siguen productivos hoy en día y casi cien años después, son el sustento de Bodegas ValleYglesias para elaborar sus vinos. En esta tierra pobre, pedregosa, escarpada, trabajada durante tanto tiempo por nuestros antepasados, es donde empieza a tomar forma el sueño de despertar la tradición y la ilusión por esos viñedos que tanto nos han dado durante siglos.
Es en el año 2001 cuando comienza la actividad de la bodega. Con una política de mínima producción, máxima calidad. En el primer año se elaboraron 500 botellas de tinto Garnacha que fueron vendidas a nivel local. Durante estos años la producción ha ido aumentando muy poco a poco, en busca siempre de la mejor calidad posible. En estos momentos las botellas a la venta rondan las 8.000. De las cuales el 75% sigue vendiéndose a nivel local.

Nosotros en porcentajes

Ilusión 100%
Dudas 25%
Dificultades 99%
Innovación 52%
Tradición 48%

Nuestros antepasados

Bisabuelos Ramiro y Vitorina
Bisabuelos Ramiro y Vitorina
Abuelos paternos Rosa y Luis
Abuelos paternos Rosa y Luis
Trabajadoras del vivero de injertos junto a los sarmientos
Trabajadoras del vivero de injertos junto a los sarmientos
Aquí empieza la tradición musical de la familia Ocaña
Aquí empieza la tradición musical de la familia Ocaña