“Una vuelta de tuerca a la elaboración de la garnacha. Sí, más complejo, más mineral… más arriesgado de elaborar. Pero también la alegria de disfrutarlo mucho mayor”

Denominación de Origen Vinos de Madrid.

Sierra de Gredos. San Martín de Valdeiglesias.

GARNACHA: De maduración tardía y porte erguido. Racimos de tamaño mediano cónicos, compactos. Aromas a frutas rojas (fresas, cerezas, moras).

Finca Valdehornos. Viñedo de 2,5 ha. Cima de cerro a 750 metros de altitud. Solo cepas viejas de secano en vaso, 1,5 kg por cepa. Suelo de granito meteorizado que proceden de la desintegración natural de la roca y que proporcionan acidez y una alta expresión mineral.

Maceración prefermentativa en frío. Uva sin despalillar. Maceración de 60 días con sus hollejos. Afinamiento en barricas de roble francés nuevas y usadas durante 15 meses. Sin filtrar ni estabilizar. 16% Vol.

Vino de color rojo picota de gran viveza, con ligeros matices violáceos en capa fina. Se presenta limpio y brillante, con una capa media. Al agitar la copa muestra una lágrima alcohólica abundante que tiñe la copa.

Alta intensidad aromática, marcado carácter mineral, muy limpio, donde predominan las notas de fruta negra, guindas en licor, bien ensambladas con el aporte de la barrica en forma de matices especiados de vainilla, canela y algo de pimienta negra. Fruta y barrica se complementan perfectamente en nariz, sin tapar una a la otra.

Entrada golosa en boca con tanicidad suave y bien pulida. El grado correcto de acidez aporta la viveza y frescura del vino. Tras el trago, vuelven a aparecer la fruta y las especias por vía retronasal.

1.000 botellas.

Nuestros antepasados eran viticultores, pero también músicos. Si bien la música no se abandonó nunca con el paso de las generaciones, las viñas cada vez fueron menos. Este nombre representa la alegría musical de la vuelta al campo. Cuando estamos contentos, todos hemos bailado alguna vez, pero cuidado, para bailar tienes que estar preparado. La poda, vendimia, sarmentado… de cepas en vaso te harán mejorar considerablemente. Así que hay muchos motivos por los que echarse un Rock; una celebración, el reencuentro con los amigos, una noche especial. ¿Cual es el tuyo?